961 608 511 687 716 386

Así empezó todo.

07-04-2014

Así empezó todo.

No hace tantos años se consideraba al anciano como la persona sabia a la que recurrir en caso de necesitar consejo, una costumbre inteligente, que ha durado durante siglos y...

Read more

Sigue nuestro bolg

Suscríbete para seguir todas las novedades de nuestro blog
Términos y Condiciones

Blog

Cómo frenar y prevenir el deterioro de la memoria

La actividad física y mental es clave para prevenir el deterioro de la memoria

El estrés y el mal estilo de vida fomentan el deterioro de la memoria

El deterioro de la memoria está asociado al envejecimiento. Con el paso del tiempo el cerebro sufre cambios fisiológicos y necesitamos más tiempo para aprender o recordar. Eso genera frustración y miedo. Muchos piensan que ese deterioro cognitivo puede ser un síntoma de Alzheimer o demencia. Por ello, ante los primeros síntomas es importante acudir a un médico para saber si es un deterioro leve, que es tratable y prevenible, o revela un problema más grave pero que cogido a tiempo se puede ralentizar su desarrollo.

El olvido no tiene que ser malo. El cerebro es como un ordenador, que tienen que limpiarse y borrar algunos datos para dar lugar a nuevos recuerdos e informaciones. Pero cuando ese olvido no entra dentro de lo esperable es que existe un deterioro de la memoria que hay que analizar.

Además, desde que cumplimos 30 años comienza la curva del envejecimiento. Una curva más o menos pronunciada dependiendo del estilo de vida, la carga genética y los factores ambientales. Cuando llegamos a los 45-50 años ese deterioro de la memoria se suele atribuir al estrés, problemas de sueño, depresión y a un estilo de vida poco saludable (fumar, beber, vida sedentaria, hipertensión…). Y a partir de los 60-70 años es habitual pequeños fallos, olvidos, problemas de concentración… nada patológico, pero que es necesario hacer un seguimiento e intentar mantener un cerebro activo.

Y en ese seguimiento y ese mantener activo el cerebro es fundamental el papel de la familia, los amigos y también los profesionales como el terapeuta ocupacional. Animar a nuestros mayores a mantener una vida activa y hacer ejercicios para entrenar la memoria es una manera de prevenir y frenar el deterioro de la memoria leve. Y también para paliar los efectos de los deterioros graves como el Alzheimer.

En Residencia Selegna trabajamos para tener mayores activos.Tanto nuestro equipo médico y de enfermería como nuestro terapeuta ocupacional programan actividades encaminadas a frenar el deterioro de la memoria. Para ello hay varios aspectos que en Residencia Selegna siempre tenemos en cuenta:

  • El ejercicio físico fomenta el desarrollo de las neuronas. Y reduce el riesgo de enfermedades que fomentan el deterioro de la memoria (diabetes, hipertensión, reduce el estrés, la ansiedad…). También animamos a nuestros mayores a hacer ejercicios para el entrenamiento cerebral como leer, musicoterapia, hacer crucigramas, sudokus, rompecabezas, cuidar el jardín… Además, a la vez que aprenden y trabajan la memoria, disfrutan.
  • Alimentación. En Residencia Selegna contamos con un nutricionista para ofrecer una alimentación sana y equilibrada, con alimentos ricos en antioxidantes y en omega 3 por sus beneficios para la memoria y el cerebro. También es importante evitar el consumo de alcohol, tabaco y determinados fármacos.
  • Familia y amigos. Mantener unas buenas relaciones sociales es fundamental para sentirse bien con uno mismo. Así evitamos la depresión y el estrés que tanto fomentan el deterioro de la memoria. Además al tratar con familia y amigos tienen que acordarse de fechas, detalles, actualidad. Y eso ayuda a ejercitar la memoria.
  • La falta de sueño afecta al cerebro y altera la concentración, la memoria o el ánimo. Un buen descanso consolida la memoria, almacena los recuerdos y ayuda a poder evocarlos después.
  • El servicio médico de Residencia Selegna, el de enfermería y el terapeuta ocupacional han establecido diversos protocolos para controlar el deterioro de la memoria de nuestros mayores. Las revisiones ayudan a detectar si ese deterioro de la memoria es un proceso normal o algo más grave.

C/ Cruixidell, 2 • Urb. Torre en Conill • 46117 Bétera (Valencia)

Teléfono 687 71 63 86 / 96 160 85 11.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información visitando nuestra Utilización de cookies.

Acepto las cookies de este sitio