961 608 511 687 716 386

Así empezó todo.

07-04-2014

Así empezó todo.

No hace tantos años se consideraba al anciano como la persona sabia a la que recurrir en caso de necesitar consejo, una costumbre inteligente, que ha durado durante siglos y...

Read more

Sigue nuestro bolg

Suscríbete para seguir todas las novedades de nuestro blog
Términos y Condiciones

Blog

Demencia senil, ¿cómo afecta a nuestros mayores?

Demencia senil, ¿cómo afecta a nuestros mayores?

La demencia senil es un deterioro cognitivo producido por una enfermedad

La demencia senil es degenerativa y los síntomas se van agravando con el tiempo

La demencia senil es un término ampliamente usado para identificar un deterioro cognitivo de una persona mayor. Este deterioro hace que las actividades básicas sean difíciles de realizar por uno mismo y tengan que depender de otros. Sin embargo, hay que tener claro que en ningún caso es una enfermedad, sino que es una condición causada por diversas enfermedades como el Alzheimer, Parkinson o Huntington, entre otras.

Esto significa que no todas las personas mayores se verán afectadas por la demencia senil. Muchas llegan a esa edad en perfectas condiciones, tanto cognitivas como físicas, sin ningún síntoma de deterioro, más allá de cierta disminución de la velocidad de procesamiento mental o cierto déficit de memoria inmediata. En esos casos hay que prestarles más atención pero sin ir más allá.

Pero en los casos en los que el deterioro afecte de forma completa o parcial a dos o más capacidades del paciente, como la memoria, el lenguaje, la percepción, el juicio o el razonamiento, hay que acudir a un médico y ver cómo afrontar la situación. Porque la demencia senil es irreversible y de carácter degenerativa. Además, va unida a otras enfermedades.

¿Cómo puedo distinguir si es demencia senil? Antes de que presenten claramente los síntomas, la persona sufre un deterioro cognitivo leve que supone la dificultad para realizar varias tareas a la vez y la agilidad mental se ve disminuida. Conforme va avanzando, los síntomas se agravan:

-         Pérdida de habilidades sociales.

-         Cambios de personalidad.

-         Problemas para comunicarse y para recordar el nombre de objetos familiares.

-         Pérdida del sentido de la orientación.

-         Dificultad para memorizar.

-         Incapacidad para determinar la peligrosidad de sus acciones.

-         Cambios en el patrón del sueño.

-         Depresión.

-         En los casos más graves los mayores con demencia senil no pueden realizar actividades básicas, como comer, bañarse o vestirse. Además pueden no reconocer a familiares cercanos o entender el lenguaje.

El mejor tratamiento para la demencia senil es la prevención. Es aconsejable animar a nuestros mayores a mantener la mente activa y a realizar actividades que le ayuden a frenar el deterioro cognitivo. Además, es importante crear un ambiente de seguridad, para evitar que la persona se desoriente, pero sin que se sienta agobiado o anulado. En las primeras fases, el mayor todavía puede tomar decisiones. No hay que dejarle de lado o tratarlo como un niño. Lo más importante es que mantenga su calidad de vida y su dignidad todo el tiempo que pueda.

Y cuando la demencia senil esté más avanzada es conveniente acudir a un centro como Residencia Selegna para recibir la ayuda de profesionales. Quizá piensen que en casa estará mejor, pero llega un momento que esa situación es muy dura para el cuidador y para el mayor y hay que tener en cuenta que es lo más adecuado para que este reciba la mejor atención posible.

En Residencia Selegna contamos con un gran equipo de profesionales, especializados en enfermedades degenerativas, compuesto por médico, enfermería y terapeuta ocupacional. El médico y el servicio de enfermería controlan al mayor y el terapeuta ocupacional diseña actividades para que el deterioro cognitivo sea más lento.

También disponemos de un equipo de fisioterapia y rehabilitación para ofrecer un atención más completa. Además en nuestras instalaciones hay un gimnasio, piscina climatizada, jardín y cerca tenemos el campo de golf de Bétera. Así nuestros mayores pueden hacer ejercicio, adecuado a sus posibilidades, algo que también ayudará a ralentizar el progreso de la demencia senil

C/ Cruixidell, 2 • Urb. Torre en Conill • 46117 Bétera (Valencia)

Teléfono 687 71 63 86 / 96 160 85 11.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información visitando nuestra Utilización de cookies.

Acepto las cookies de este sitio