961 608 511 687 716 386

Así empezó todo.

07-04-2014

Así empezó todo.

No hace tantos años se consideraba al anciano como la persona sabia a la que recurrir en caso de necesitar consejo, una costumbre inteligente, que ha durado durante siglos y...

Read more

Blog

Ejercicios para ejercitar el cerebro, ¿por qué son importantes?

ejercicios para ejercitar el cerebro

Los ejercicios para ejercitar el cerebro son adecuados tanto para personas de todas las edades.

Puzzles, crucigramas, escribir un diario, juegos son algunos de los ejercicios para ejercitar el cerebro que potenciamos en Selegna.

Lo normal es que con el paso de los años se produzca un cierto deterioro de las capacidades mentales, la concentración, la memoria o la habilidad para resolver problemas sencillos. Sin embargo, con ejercicios para ejercitar el cerebro podemos hacer mucho para que ese deterioro no nos afecte de forma determinante. Y también para ralentizarlo.

Del mismo modo en que la actividad física contribuye a mantener el cuerpo en condiciones saludables, solo con mantener ciertos hábitos y dedicar un rato al día a realizar ejercicios para ejercitar el cerebro podemos conseguir que el cerebro haga gimnasia, se mantenga en movimiento y, por lo tanto, en buen estado mucho más tiempo.

Debemos tener en cuenta que la edad es la principal enemiga del deterioro cognitivo. Todos perdemos capacidades con el paso del tiempo. Pero la aparición de ciertas enfermedades, como el Alzheimer, acelera el proceso drásticamente. Y llegan a inhabilitar al paciente mental y físicamente. En España más de 600.000 personas padecen esta enfermedad. Por lo que es muy importante la realización de ejercicios para ejercitar el cerebro, no solo cuando se es anciano, sino siempre. Y así poder prevenir esta enfermedad.

Los ejercicios de gimnasia cerebral para adultos se pueden practicar a cualquier hora del día. Aunque es aconsejable practicarlos a primera hora. De esta manera activaremos el cerebro y estará preparado para reaccionar de mejor forma a los pequeños retos que puedan surgir a lo largo de la jornada. Los ejercicios para ejercitar el cerebro son cosas sencillas que cualquiera puede hacer. Toma nota.

  • Realizar actividades lúdicas y de entretenimiento. Por ejemplo, la resolución de crucigramas, sopas de letras, sudokus, juegos de mesa, de cartas o solitarios… Estos ejercicios reactivan la actividad cerebral en sus diferentes áreas. Y suponen un estímulo a las rutinas diarias. La ventaja de los pasatiempos es que son muy variados. Además se puede optar por diferentes niveles de dificultad.
  • Elaborar listas para la compra y para las tareas pendientes. Esta sencilla práctica tiene efectos muy positivos sobre la memoria inmediata. Ayuda a recordar esas cosas que se suelen olvidar, una cita con el ir al médico, una llamada importante, una celebración… Además, es una ocasión perfecta para poner en práctica la escritura, recordar la ortografía y ejercitar la motricidad de la mano y la muñeca.
  • Escribir un diario o un cuaderno de notas. No es necesario elaborar grandes textos ni relatos. Se trata de apuntar aquellas pequeñas cosas que nos ocurren durante el día. Una conversación con un familiar, una visita al dentista, quien ganó la partida de cartas o cual era la noticia del día en la tele. Cada día empezaremos leyendo lo que anotamos el día anterior. Esto nos ayuda a mantener la memoria fresca.
  • Estimular la memoria jugando. Con el Juego de las Parejas, también conocido como Memory, conseguiremos reunir entorno a la mesa a mayores y pequeños y trabajaremos la memoria de una manera muy eficaz y divertida.
  • Concentración y relajación. Armar puzzles es para muchos una afición, una actividad lúdica, un desafío con diferentes niveles de dificultad que resulta muy beneficioso para mantener las neuronas en activo. A mayor cantidad de piezas, más trabaja el cerebro mientras procura de encontrar las relaciones entre las imágenes y recordar los fragmentos vistos con anterioridad para saber en dónde puedan encajar. Además de favorecer la memoria, los rompecabezas ayudan a desarrollar la paciencia y a relajarse. Y por lo tanto alivian el estrés y la ansiedad.
  • Romper la rutina. Haz trayectos diferentes cuando vayas a lugares habituales, realiza ciertas tareas con la mano no dominante… esos cambios hacen que las conexiones neuronales se estimulen. Y el cerebro se mantiene alerta y activo.

Siguiendo estos consejos reforzaremos nuestra memoria. Y llegaremos a la etapa de la vejez con un mente mucho más activa. Para así disfrutar de una mayor calidad de vida. En Residencia Selegna lo tenemos muy claro. Por eso animamos a nuestros residentes a realizar ejercicios para ejercitar el cerebro. Así se mantienen activos y se sienten más seguros.

 

 

 

 

 

 

 

 

C/ Cruixidell, 2 • Urb. Torre en Conill • 46117 Bétera (Valencia)

Teléfono 687 71 63 86 / 96 160 85 11.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información visitando nuestra Utilización de cookies.

Acepto las cookies de este sitio