961 608 511 687 716 386

Así empezó todo.

07-04-2014

Así empezó todo.

No hace tantos años se consideraba al anciano como la persona sabia a la que recurrir en caso de necesitar consejo, una costumbre inteligente, que ha durado durante siglos y...

Read more

Blog

La importancia de la alimentación en las residencias de mayores

residencia de mayores

La alimentación en las residencias de mayores ayuda a mejorar la calidad de vida de sus residentes.

Las residencias de mayores deben disponer de una amplia variedad de menús saludables.

La buena alimentación en las residencias de mayores es un tema esencial. Y es necesario que se le preste la debida atención y todo el cuidado que se merece. Conscientes de esta importancia, en Selegna contamos con un servicio de cocina propio dirigido por dietistas. Comida casera con platos sanos y equilibrados y personalizándolos cuando se tiene que seguir una dieta más individualizada, teniendo en cuenta sus patologías y preferencias.

¿Por qué es tan importante la alimentación en las personas mayores? La alimentación se  trata de un pilar fundamental que interviene en la correcta actividad del desarrollo cognitivo y funcional de nuestro organismo. Con el paso de los años, y sobre todo a partir de los sesenta, la capacidad de absorción disminuye, se dificulta la masticación y se puede correr el riesgo de sufrir un desequilibrio nutricional.  A ello se une que aumenta el consumo de medicamentos y se reduce la actividad física. Por ello, una alimentación inadecuada puede incrementar el riesgo de enfermedad. Y por el contrario si es saludable, puede prevenirla. De hecho, en las personas mayores la alimentación juega un papel preventivo muy importante.

Además, una alimentación adecuada, cuantitativa y cualitativamente, con un correcto aporte nutricional, aumentará nuestra calidad de vida. ¿Cómo? La alimentación influye directamente en nuestro estado anímico, mejoraremos nuestro estado de salud general y tendremos una mayor vitalidad.

Por ello en las residencias de mayores se deben tener en cuenta unas pautas básicas en materia de nutrición:

  • La dieta debe ser variada. Para asegurar que contenga los nutrientes necesarios.
  • Cuidado con las grasas. Hay que reducir el consumo de grasas saturadas y aumentar las grasas con ácidos esenciales como omega 3 y omega 6. Es decir, menos carnes rojas y más pescados. También hay que aumentar el consumo de grasas vegetales, sobre todo de aceite de oliva.
  • Los lácteos con precaución. Aunque hay que aumentar el consumo de calcio, la leche y los derivados lácteos es preferible que sean desnatados o semi desnatados.
  • Muchas frutas y verduras. Además por el alto contenido en nutrientes que poseen (vitaminas y minerales), las frutas, verduras y legumbres tienen mucha fibra que ayuda a evitar el estreñimiento.
  • La importancia de la vitamina C. Favorece la absorción del calcio y solo es necesario exponer la piel al sol durante 20 minutos para obtener la cantidad necesaria.
  • Limitar el consumo de sal y azúcar.
  • Ingerir mucho agua a lo largo del día. Mantiene el organismo hidratado y previene el estreñimiento.
  • Realizar cinco comidas diarias. Así se garantiza el aporte energético necesario para tener un buen rendimiento físico e intelectual.
  • No meter prisa. Es importante que los mayores coman despacio, masticando bien los alimentos. Y si tienen problemas de masticación o deglución hay que recurrir a los purés y cremas.
  • En las residencias de mayores hay que disponer de una amplia variedad de menús. Así evitamos que los residentes se aburran. Y también que puedan disfrutar de la comida.
  • Adaptarse a las estaciones. En Selegna prestamos especial atención a que la dieta se adapte a las diferentes condiciones climatológicas del año. Por ejemplo, en verano, tratamos de ofrecer platos fresquitos, donde las hortalizas, las frutas y las verduras de nuestra tierra son las protagonistas acompañadas de fibra, cereales, pescados y carnes. Alimentos de proximidad que nos permiten ofrecer una dieta de temporada muy variada que facilita las digestiones rápidas y favorece el descanso en esos meses de tanto calor.

En cambio, para el invierno, utilizando también productos de temporada se elaboran menús más nutritivos que les ayuden a retener la energía y les aporten calor como los hidratos de carbono, las grasas saludables y las proteínas de alto valor biológico, así como minerales y vitaminas como la carne de pollo, el salmón, los arrocitos con verduras, las cremas y las legumbres cocinadas a fuego lento como los potajes, cocidos y guisos cocinados de forma tradicional.

  • Ejercicio físico. En las residencias de mayores como Selegna creemos que una alimentación equilibrada y saludable debe acompañarse de la práctica diaria de ejercicio. En Selegna queremos contribuir a una mayor calidad de vida en la vejez. Para ello contamos con un equipo variado de profesionales médicos altamente cualificados, entre ellos fisioterapeutas, psicólogos, trabajadores sociales y terapeutas ocupacionales, dedicados a su mejora de la calidad de vida a través de un envejecimiento activo.

Todo nuestro equipo estará pendiente en todo momento no solo de su alimentación sino también de su bienestar general. Porque para nosotros es fundamental que ellos se sientan a gusto y muy bien cuidados. ¿Hablamos?

 

 

 

C/ Cruixidell, 2 • Urb. Torre en Conill • 46117 Bétera (Valencia)

Teléfono 687 71 63 86 / 96 160 85 11.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información visitando nuestra Utilización de cookies.

Acepto las cookies de este sitio